Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas novedades, información interesante sobre el sector, etc. ¡No te lo pierdas!

Suscríbete


variador y servoUna vez descritas las principales características de los servoaccionamientos y variadores de frecuencia, así como los elementos que intervienen en el control de posición y velocidad, estamos en disposición de establecer las combinaciones de control y motor que son más adecuadas para los diferentes tipos de aplicaciones.

Empezaremos por el servoaccionamiento. La combinación del servoaccionamiento con el servomotor permite un control muy preciso y rápido de la posición siendo ésta la principal aplicación de los servomotores. Para ello se debe realizar un control en lazo cerrado, es decir, el control recibe mediante un encoder información de la posición real del eje del motor (salida) y realiza a partir de esa información un reajuste del control. El control ajusta la salida en función de la entrada y de la desviación en la salida con respecto a la consigna. De este modo se alcanza una gran precisión en la posición.

Los variadores de frecuencia se utilizan normalmente cuando se quiere realizar un control de la velocidad. En los casos que se requiere aumentar su precisión también será necesario un control en lazo cerrado aunque en la mayor parte de los casos es suficiente con un control en lazo abierto, es decir, el control ajusta la salida en función únicamente de la entrada pudiendo haber mayor desviación en función por ejemplo de la carga. Como se ha dicho anteriormente, aunque se utilice un lazo cerrado para controlar los motores asíncronos, debido a sus características constructivas cuentan con una inercia mayor y una corriente de pico menor que los servomotores de modo que no son recomendables si se requiere un control rápido y preciso de la posición y menos aún si se trabaja a velocidades bajas.

Ejemplos típicos de aplicaciones con servomotores son las máquinas de pick and place, corte, etiquetado y por supuesto en robots. En ellas se requiere un control muy preciso de la posición y de la velocidad. Además, los servomotores están especialmente indicados cuando es necesario trabajar a baja velocidad con un par elevado.

Se utilizan variadores de frecuencia para el control de las bombas empleadas en los sistemas de riego, calefacción o aire acondicionado, también para el movimiento de cintas transportadoras o ascensores en los que las cargas son elevadas y variables.

Conclusión:

Aunque cada vez la frontera entre ambos tipos de control está más difusa al disponer de variadores de frecuencia con lazo cerrado que permiten realizar control de posición, lo más habitual teniendo en cuenta el coste, el tipo de control y el motor asociado es utilizar servoaccionamiento con servomotor cuando se requiere gran precisión en la posición y variador de frecuencia en caso de necesitar un control de velocidad o de par.

Artículos relacionados

Servoaccionamiento o variador de frecuencia (I)
Servoaccionamiento o variador de frecuencia (I)

Muchas veces nos hemos preguntado si debemos utilizar para una determinada aplicación un servoaccionamiento o un variador de frecuencia. La respuesta siempre es la misma: depende de la aplicación. Y como no se pueden analizar todas las aplicaciones lo que haremos será describir en este primer artículo ambos tipos de control, las diferencias entre el […]

Discusiones: 0 Comentarios.

Sé el primero en opinar

* Campo Obligatorio, no se publicará email

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.